September 27, 2015

Carta abierta a Laura de Ronda

Hola Laura

Gracias por despertarme con el WhattsApp esta mañana. Supongo que hace un poco más de calor en Ronda y por eso despertaste antes, o no saliste de fiesta. En todo caso yo me estoy independizando y ayer estuve buscando piso por Girona en internet hasta que ya no pude más y me fui a dormir sin poner el despertador, por suerte me despertaste y ahora puedo aprovechar la mañana para independizarme doblemente, aunque antes quiero decirte una cosa.

No me siento traidor por irme de casa de mis padres, de hecho prefieren hacer su vida y yo la mía, por lo que el deseo de partir es mutuo. Tampoco quiero sentirme culpable por votar si a la independencia de Cataluña teniéndote de amiga, aunque nos conozcamos poco. Yo era reticente a la independencia, preferiría mil veces que toda España se despertara y juntos echáramos democráticamente a ministros de educación que están verdes - cómo estudiante creo que puedo sacarme la carrera si éste señor pudo llegar a ministro - y presidentes que son amigos de los carteles de la droga. No tenemos mejores alimañas políticas aquí en Cataluña, empezando por Pujol y sus amigos, pero el otro día estuve hablando con un entrenador de la selección Catalana de remo, ellos se independizaron de la sede Española y desde entonces les va todo mejor, no por el mero hecho de haberse independizado, sino por el esfuerzo y cambios que pudieron introducir al ser independientes. Por eso hoy votaré sí a la independencia de Cataluña.

Mi padre era de Brasil, mi madre de Barcelona, yo nací en Barcelona. No me importa si Cataluña quiere hablar inglés y bailar samba a partir de ahora, pero si hay un grupo de gente dentro de un grupo aún más grande de gente que quiere hacer cosas diferentes para mejorar y el grupo grande no quiere, yo digo, que el grupo pequeño debe tener la oportunidad de hacer cambios y mejorar. Que el grupo grande de gente - España - aprenda del grupo pequeño: Tenemos ganas de cambiar cosas. Lo único que deseo para Cataluña es que no alimentemos a las alimañas políticas y nos deseo que votemos sin piedad: El que no cumpla lo que dice en mítines, que se vaya a freír espárragos con Rajoy, hoy mismo.

Voy a votar.

Aún eres mi amiga?

Yo si.

ShareThis Goes